Cargando...


21 julio 2014

Pan de Calatrava {sin lactosa}



Llevaba mucho tiempo para compartir con vosotros este postre, de mis favoritos y el que siempre pido cuando salgo a comer a algún restaurante y lo tienen en la carta. Su sabor acaramelado, su textura densa y suave a la vez y sobre todo, que vaya acompañado de nada hace que no me pueda resistir.

Este postre es originario de Murcia, de aquella época en la que no estaba permitido tirar nada a la basura y que las mujeres tenían que ideal mil y una ideas a la hora de servir un plato en la mesa. Y como en España somos muy de postre aquellas fabulosas mujeres no se olvidaron de inventar un postre estupendo aprovechando el pan duro del día anterior o la bollería algo reseca.

Aunque hace un calor terrible y penséis que encender el horno es la peor idea del mundo, os animo a que la preparéis porque es muy fresquito, sienta genial de postre servido con un poco de nata y si queréis le podéis añadir algo de fruta fresca, con ello os daréis un buen festín. Yo lo he preparado apto para intolerantes a la lactosa pero podéis ponerle leche normal, eso va al gusto y a las necesidades de cada casa.



INGREDIENTES (8 personas):

 - 8 huevos medianos
 -  1 barra pan del día anterior
 -  1 litro leche de soja
 -  5 cucharadas azúcar
 -  Piel limón
 -  2 ramas canela
 -  Caramelo líquido


PREPARACIÓN:

1. En un cazo ponemos a calentar la leche con la piel del limón y la canela en rama. Dejamos al fuego hasta que rompa a hervir e inmediatamente retiramos. Dejamos enfriar.

2. Troceamos el pan en rodajas y luego en trocitos pequeños.

3. En un cuenco batimos los huevos con el azúcar. Añadimos la leche colada y mezclamos.

4. Incorporamos el pan troceado y dejamos que absorba unos minutos la mezcla, después con un tenedor troceamos para que se desmigue.

5. Precalentamos el horno a 190º con una fuente o bandeja con agua en el interior. Pintamos un molde con caramelo líquido y rellenamos con la mezcla y ponemos al baño María durante 40 minutos, o hasta que al pinchar salga seco el palito.

6. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después en la nevera un mínimo de tres horas. Mejor de un día para otro.


14 julio 2014

Frappe de chocolate blanco {Degustabox}



El verano se está empezando a acomodar en el país, ya era hora. Porque es verdad que el fresquito se agradece pero no es normal.

Para combatir los calores os traigo una bebida fabulosa. Un frappé de chocolate blanco que es ideal para refrescar nuestras gargantas cuando aprieta el sol. El origen de esta deliciosa bebida es griego (no de Starbuck como la mayoría pueda creer). Al parecer, durante una feria de comercio en la ciudad de Tesalónica. Allí estaba el representante de Nestlé, deseando tomar su café diario y sin encontrar nada de agua caliente. ¿Y qué hizo entonces? Pues mezcló el agua fría con el café, agito bien y ¡voila! inventó el frappé.

Como característica principal del frappé es que quedan dos capas definidas, una con el café abajo y otra con la espuma encima, como si de un auténtico capuchino se tratase. Con el tiempo se ha ido aromatizando, modificando sabores con frutas, chocolates y añadiendo toppings. Hoy en día tenemos un sinfín de opciones para probar.

He elaborado esta receta gracias a mi caja mensual de Degustabox, pues en ella venían unos paquetes de capuchino Nescafé a los que estoy sacando mucho partido. ¿Queréis tener vosotros también una cajita todos los meses? Podéis aprovechar el código promocional UFSS1 y en vez de pagar 14,99 euros lo tendréis por 9,99 euros. Tentador, ¿verdad?




¡Feliz semana!


INGREDIENTES (4 personas):

 - 2 sobres capuchino Nescafé
 - 250 ml leche
 - 2 cucharadas azúcar
 - 100 g chocolate blanco
 - 300 g hielo
- Nata montada
 - Caramelo líquido


PREPARACIÓN:

1. Calentamos 200 ml de leche en el microondas o al fuego y antes de que llegue a hervir retiramos. Echamos los dos sobres de capuchino y batimos bien.

2. En un cuenco echamos los 50 ml de leche restantes y el chocolate troceado. Podemos derretir en el microondas a golpes de calor de 30 segundos, mezclando en cada uno de ellos (yo necesité ponerlo solo dos veces).

3. Vertemos en una batidora potente y añadimos al vaso el hielo, el café y el chocolate fundido. Trituramos hasta obtener una masa de hielo suave.

4. Servimos muy frío con un poco de nata y caramelo por encima.