Cargando...


15 abril 2014

Tiramisú Cupcakes



Comienzan unos días de vacaciones, ya queda poquito para descansar. Yo me tomo unos días libres del blogs para desconectar un poco mientras preparo nuevas cositas ricas que mostraros. Pero antes de marcharme os quiero dejar con algo dulce para la espera, hasta mi vuelta el domingo con una nueva entrevista. ¿Con quien nos tocará tomar un café? Si queréis averiguarlo os espero el domingo.

De nuevo quise llevar unos pastelitos para el fin de semana pasado que me tocó trabajar. Tenía claro que quería preparar unos cupcakes de tiramisú, pues es un postre que me encanta. He probado varias versiones y encontré una receta de Martha Stewart que me resultó muy atractiva de primeras, pero claro, todas las medidas estaban en tazas y como se me da fatal la conversión busqué a ver si encontraba a alguien de confianza que la hubiese preparado. Dicho y hecho porque Lola, del blog Lola en la cocina había usado esta receta. No os diré que sean unos cupcakes rápidos de hacer, porque son un poco laboriosos y requieren un poco de paciencia, pero sí que se logra un resultado fantástico.

Antes de dejaros con estos ricos pastelitos os comento que ya tenemos ganador para el sorteo del libro de Pan de Ibán Yarza. Realicé el sorteo el domingo por el sistema Sortea2. Redoble de tambores por favor, el ganador es… ¡Las recetas de Manans! Muchas felicidades, me pondré en contacto con la ganadora para enviarle el libro.

¡Felices vacaciones!



INGREDIENTES (4 personas):

Magdalenas:

- 175g harina
- 150g azúcar
- 60g leche
- 60g mantequilla
- 3 huevos
- 3 yemas huevo
- 1 vaina vainilla
- Una pizca sal

Sirope:

- 80ml café
- 50g azúcar
- 30ml vino de Jerez


Crema:

- 250g mascarpone
- 250g nata montar
- 60g azúcar glasé



PREPARACIÓN:

1. En un cazo vertemos la leche y abrimos la vaina de la vainilla para sacar semillas y las echamos en la leche. Calentamos y retiramos antes de que rompa a hervir. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente en daditos y batimos con unas varillas hasta que se deshaga y que de integrado. Dejamos reposar.

2. En un cuenco vertemos los huevos y las yemas junto con el azúcar y con la ayuda de unas varillas eléctricas hasta que doblen su volumen (en la receta original este paso se hace al baño Maria pero yo lo suprimí y monté en frío)

3. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal y mezclamos con la crema de huevos hasta entregar. Después añadimos la leche y batimos bien.

4. Precalentamos el horno a 170º. Colocamos las cápsulas en una bandeja para magdalenas. Rellenamos con hasta dos tercios de las cápsulas, calculamos la medida ideal con una cuchara de helados.

5. Horneamos durante 10-15 minutos hasta que se doren y estén hechos. Dejamos enfriar por completo.

6. Preparamos el sirope mezclando el café caliente con el azúcar y el vino.

7. Con un descorazonador de manzanas quitamos la parte superior de cada magdalena y vertemos dos cucharadas soperas en el interior. Volvemos a tapar.

8. Para la crema de mascarpone montamos la nata. Mientras en un cuenco batimos el mascarpone con el azúcar glasé. Mezclamos con la nata hasta obtener una crema.

9. Coronamos cada magdalena con un copete de crema, bien con una manga pastelera o con la ayuda de una cuchara. Espolvoreamos con cacao en polvo o con pepitas de chocolate.



11 abril 2014

Ensalada de garbanzos con cebolla y pimentón



Por fin hace un tiempo fabuloso del que vamos a poder disfrutar por largo tiempo. Yo este fin de semana tengo planeada una comida al aire libre con amigas, que ya va siendo hora de que nos dé un poquito de sol. A partir de ahora voy a intentar dejaros todos los viernes con una receta apta para el fin de semana, ya sea de tapeo, de platos aptos para llevar fuera de casa o bien un rico postre con el que sorprender en comidas con familiares o amigos. Podéis sugerir ideas, estoy abierta a todo tipo de sugerencias, así que ya sabéis, si queréis.

Hace poquito os conté que me había comprado un libro de recetas marroquíes. Pues bien, me ha gustado tanto que aquí os dejo con una segunda receta, en esta ocasión de una refrescante ensalada de legumbres.

Es muy común su consumo, sobre todo en zonas rurales, ya que es mucho más económico, puesto que la carne tiene un precio más elevado o incluso en ocasiones es inaccesible.
Es un plato que se sirve acompañado de pan crujiente y en ocasiones de queso de cabra de textura firme desmenuzado por encima. Yo en mi caso lo he omitido pero podéis probar porque seguro que estará muy rico.

Os recomiendo que lo preparéis de un día para otro porque de esa forma los sabores se asientan y está muy más rica. Podéis probar también si queréis a calentarla un poco antes de servir, para que quede tibia.




INGREDIENTES (4 personas):

- 300 g garbanzos
- 1 cebolla morada
- Zumo de 1 limón
- 2 cucharaditas pimentón dulce
- 1 cucharadita comino molido
- Manojo de cilantro
- 3 cucharadas aceite de oliva


PREPARACIÓN:

1. Ponemos en remojo los garbanzos la noche anterior.

2. En una cazuela echamos los garbanzos escurridos, cubrimos de agua y llevamos a ebullición. Después bajamos el fuego y cocinamos a fuego medio durante 45 minutos o 1 hora, hasta notar los garbanzos tiernos pero no blandos que se deshagan.

3. Escurrimos y quitamos las pieles sueltas. Reservamos.

4. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Colocamos los garbanzos en una fuente junto con la cebolla y espolvoreamos el pimentón por encima. Rociamos con el zumo del limón, el aceite y el comino, salpimentamos al gusto y mezclamos bien. Picamos el cilantro y espolvoreamos.

Nota: La cebolla morada es bastante picante así que si queréis un sabor más suave echar una cebolleta cortada en juliana.



Fuente: Cocina marroquí. Tajines y cuscús.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...