Cargando...


02 septiembre 2014

Helado de lemon curd {sin lactosa}




Ese año me hice el firme propósito de preparar helados caseros y sin duda lo he logrado.

Con este de hoy cierro la temporada de verano y damos la bienvenida al mes de septiembre. Desde pequeña este mes me ha resultado algo deprimente. Se terminaba el verano, la fiesta, el descanso y en breves días tocaba ir de nuevo al colegio. Me hago un año más mayor, que de pequeña molaba mucho, pero ahora, casi finalizando los veintitantos ya no tanto… ¿Y qué decir de las noches más cortas, la llegada del frio, los resfriados…? Uff…

Par combatirlo vamos a tomarnos un rico helado. De nuevo he querido hacerlo sin lactosa, para poderlo disfrutar de pleno. El lemon curd es comprado pero si queréis hacerlo en casa aquí os dejo una receta. Eso sí, tened cuidado si usáis el comprado porque en algunas composiciones le añaden algo de leche o bien en polvo o mantequilla, a pesar de que no debería llevar nada de eso. Pero si queréis que sea totalmente apto para intolerantes a la lactosa es importante vigilar eso.

Le añadí unas cuantas frambuesas y le dan un toque muy especial, pero no me terminó de convencer, porque el helado de por si está tan rico que me daba la sensación de que estorbaban, pero podéis añadírselas. Es un helado que no se hace en heladera ni lleva azúcar invertido, así que es sencillísimo, solo cuatro ingredientes.



INGREDIENTES:

- 400 g nata para montar
- 250 ml leche sin lactosa
- 150 g lemon curd
- Ralladura 1 limón
- Frambuesas frescas o congeladas (opcional)



PREPARACIÓN:

1. Montamos la nata hasta que esté esponjosa. No es necesario que esté completamente montada.

2. En un cazo ponemos a calentar la leche, no tiene que llegar a hervir, y añadimos el lemon curd. Mezclamos bien hasta que esté disuelto. Dejamos enfriar.

3. Mezclamos la nata montada con la crema y después rallamos el limón.

4. Vertemos en un recipiente hermético y metemos al congelador durante una hora. Después sacamos y removemos. Realizamos este proceso dos veces más

5. A la hora de servir, es suficiente con sacarlo del congelador 10-15 minutos antes.




Os dejo el resumen de los helados de este verano. Espero que os hayan gustado tanto como a mí:

Helado cremoso de yogur y Oreo
Cherry Garcia Ice Cream
Helado de crema de cacao (sin lactosa)
Helado de lemon curd (sin lactosa)

25 agosto 2014

Baozi {Bollos al vapor chinos}




Llevaba muchos años deseando tener una vaporera de bambú, muy típica de la cocina China para la elaboración de panecillos, empanadillas y algunas carnes como las del pato y el cerdo. Pero no tenía muy claro que yo fuera capaz de usarla a pesar de no tener ningún tipo de complejidad. Bueno, excepto al sacarla de la olla donde está el agua, que pelea me tuve la primera vez para que no se me desmontara enterita.

Y en cuanto vi la receta de estos bollitos chinos al vapor en el libro de Ibán Yarza me decidí finalmente a probarla. Y que encantada estoy con estos bollitos. Son unos panecillos rellenos, pero lo especial es que no van horneados, sino al vapor, por lo tanto para estas fechas en las que todavía hacer mucho calor para encender el horno son fantásticos. El relleno en este caso es de carne de ternera condimentado con especias chinas pero podéis usar la imaginación y rellenarlos de lo que más os guste, ya sea pollo, verduras, embutidos. Incluso convertirlos en un dulce. Como curiosidad contaros que los chicos, a pesar de su relleno salado, lo toman comúnmente con el desayuno.

No os preocupéis si no tenéis está vaporera porque os sirve cualquier otra metálica o de silicona. Aunque si os queréis hacer con una de de bambú os lo recomiendo, porque el precio es de unos 8-10 euros en tiendas especializadas chinas.

Sin más os dejo con la receta para que la disfrutéis.




INGREDIENTES (12 bollos medianos):

Masa:

 400 g harina de repostería
 200 g agua
 20 g azúcar
 4 g sal
 10 g levadura fresca

Relleno:

 400 g carne picada
 1 cebolla
 2 cucharadas 5 especias chinas
 1 cucharada aceite de sésamo
 1 cucharada vinagre oscuro
 2 cucharadas salsa de soja


PREPARACIÓN:

1. Mezclamos los ingredientes de la masa en un cuenco y mezclamos hasta obtener una masa, queda bastante seca y no se pega (resistid la tentación de añadir más agua).

2. Dejamos levar con un paño tapando hasta que doble su volumen, aproximadamente 1 hora.

3. En una sartén preparamos mientras tanto la carne. Picamos la cebolla y ponemos a pochar con el aceite de sésamo.

4. Añadimos la carne, la soja y el vinagre junto con las dos cucharadas de las especias y dejamos cocinar unos 15 minutos hasta que la carne esté bien hecha.

5. Sacamos la masa y hacemos bolitas del tamaño de una pelota de ping pong. Estiramos con un rodillo hasta obtener un circulo.

6. Colocamos la masa en la palma de la mano y rellenamos manteniendo la masa en el centro de la mano. Después derramos los bordes llevando al centro.

7. Dejamos levar de nuevo nuestros bollitos rellenos durante unos 30 minutos.

8. Colocamos dentro de la vaporera con papelitos de hornear para que no se nos peque la masa.

9. Ponemos una olla a calentar con agua y cuando rompa a hervir añadimos nuestra vaporera. Dejamos que se cuezan los bollitos minutos.

10. Pasado el tiempo retiramos la vaporera del líquido y esperamos 1 o 2 minutos antes de retirar la tapa, sino la masa se contrae y se arruga como una pasita.



Fuente: Pan casero. Ibán Yarza


Otras recetas de este libro:

Semlor- Bollo sueco

Pan de pita