Londres: turismo en la ciudad





Os traigo la primera parte de mi viaje por tierras londinenses.
Durante días he estado dándole vueltas a la idea de cómo hacer el resumen de mi viaje, porque tenía claro que no quería poneros las rutas que hicimos porque cada viajero es distinto, cada uno lleva un ritmo y un orden. Por eso he optado por preparar una mini guía para empezar de los sitios que visité y que más me gustaron.
El próximo domingo haré un resumen de mercadillos que visite y lugares parar ir de compras.





Saint James Park y Buckingham Palace

El palacio de Buckingham es otra de esas visitas obligadas cuando estás en la ciudad y sobre todo es lugar de visita por su cambio de guardia, tan pomposo, que atrae a miles de turistas cada día del año. No es de los palacios más bonitos ni de los más impresionantes del mundo a mi parecer.


Londres tiene decenas de parques, todos maravillosos y muy bien cuidados, pero tengo que quedarme con uno por su belleza y ese es Saint James Park. Recorre desde Buckingham hasta la entrada a Trafalgar Square. Decir que es fabuloso es quedarme muy corta, lo disfruté muchísimo y todos aquellos amantes de la naturaleza y la fotografía también lo haréis.  




The British Museum

 De visita obligatoria si estás en la ciudad. Es inmenso e imposible de ver en un solo día, por lo que si vais con tiempo justo (como suele ocurrir cuando estamos de viaje) os recomiendo que hagáis una lista de lo que tenéis intención de ver. En su página podéis llegar a descargar incluso en plano para elaborar de antemano la ruta a seguir. Yo tenía muchas ganas de ver el arte asirio.

Me decepcionó un poco la colección de arte egipcio y sus momias, lo recordaba todo más impresionante. También es cierto que por aquel entonces recuerdo haber suplicado a mis padres que me llevasen a Egipto, era el viaje de mis sueños y que por fin pude cumplir hace unos años. Evidentemente después de visitar el museo de El Cairo puede que las comparaciones sean un poco malas.




Trafargar Square y Parlamento

He englobado todo en uno mismo porque realmente no está muy lejos una zona de otra, a unos diez minutos andando y es un paseo muy agradable de hacer.

Podéis pasear por Trafalgar Square, es un lugar muy animado, lugar de reunión de gente joven y allí tenéis uno de los mejores museos desde mi punto de vista, la National Gallery. Me gusta el arte impresionista y allí tenéis grandes obras. Mi pintor favorito es Edgar Degas y en este museo está uno de mis cuadros favoritos del artista. Curiosamente otro de mis favoritos se encuentra en el Museo Thyssen, en mi ciudad. ¿Adivináis cual de los dos cuadros no he visto todavía?

Si camináis hacia abajo, de frente al museo, llegaréis hasta la zona del Parlamento. La primera vez que ves el Big Ben, incluso cuando no es la primera vez que vas, te quedas asombrada, me emocioné y es que es una de las cosas que más me gustó. Aquella es una zona para pasear e ir descubriendo sitios, así que con calma.



 Torre de Londres

Es asombrosamente cara, 22 libras por personas es un precio más que abusivo. Pero bien es sabido que si vas a Londres tienes que visitar la torre. Así que para aquellos que no se la quieren perder os dejo el enlace a una página donde podréis obtener un 2x1, que siempre viene bien. ¿Merece la pena? Está muy bien, aprendes mucho sobre la historia de ese edificio tan emblemático, pero sinceramente, no es para tanto. Cuando fui la primera vez hace 15 años me quedé con las ganas de entrar, así que quise quitarme la espinita. 

Eso sí, el Puente de Londres, recorrerlo paseando, es una experiencia única y además gratuita, así que no dejéis de hacerlo. 



Sus calles, su gente

Aunque pueda sonar absurdo añadirlo como recomendación quiero hacerlo, porque muchas veces, cuando viajamos a un lugar nos centramos en los monumentos y lugares de interés, olvidando por completo disfrutar del ambiente, sus calles, su gente, lo que nos rodea… y creo que eso es lo que hace al viaje una vivencia especial. Por lo tanto si vais a Londres, y esto se hace extensible a cualquier otro lugar del mundo, os aconsejo que caminéis relajadamente por la calle, observando cómo se mueve la gente, viendo cómo se vive el día a día en un lugar distinto al nuestro.



Por ejemplo, allí les encanta tomar café a todas horas, lo del té olvidadlo, tienen auténtica obsesión por el café. Sobre todo por la mañana es imposible ver a nadie sin un vaso de cartón en las manos a alguien, sobre todo en la zona de la City. Y les gusta la comida orgánica y sana. Visten muy bien, correctamente y siempre combinados con elegancia, nada que ver con los guiris que vienen aquí.  Lo dicho, observas y disfrutar. Es una maravillosa forma de aprender. 


Nos vemos el próximo domingo 

6 comentarios:

  1. Me ha encantado tu crónica y estoy de acuerdo con todo. Yo no he entrado en la torre ninguna de las veces que he estado, y al precio que está no creo que lo haga, pero el paseo por el puente no me lo quita nadie :)
    besos

    ResponderEliminar
  2. Que bonitas fotos para disfrutar de un viaje sin hacerlo.
    Muchas curiosidades de las que aprender.
    besazos.

    ResponderEliminar
  3. Londres es una ciudad que siempre sorprende, hace ya unos años que no voy y me han entrado unas ganas....

    besazos

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo, siempre sorprende. La última vez que estuve, tampoco entré en la torre; sin embargo, en el interior del puente había una exposición super chula y luego pasamos a la antigua sala de maquinas, que nos encantó.

    ResponderEliminar
  5. Qué bien me va a venir esta serie de posts, estoy deseando poder ir a Londres :)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Maravillosas fotos y estupendo reportaje. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por vuestras visitas y comentarios: